Oficinas de Proyectos Hibridas

Oficinas de Proyectos

Las Oficinas de Proyecto Híbridas pueden actuar como facilitadoras en las tareas de gestión colaborando, entre otras, en la gestión presupuestaria, los informes de avance a la dirección o la interacción con el resto de IT.

 

Las principales problemáticas que deben abordar las Oficinas de Gestión de Proyectos (PMO) Híbridas es proporcionar metodologías adaptadas para la gestión de proyectos tanto Waterfall como Agile. Se he detectado que uno de los principales puntos a tener en cuenta es que el negocio se involucre por completo en los proyectos Ágiles, de que se formalice y defina adecuadamente el backlog y de que se establezca un modelo adecuado de gestión y seguimiento de estos proyectos que estén soportados por Oficinas de Gestión (PMO) que verdaderamente estén adaptadas al paradigma Agile.

Puntos a tener en cuentas

Algunos de los puntos a tener en cuenta a la hora de implantar la nueva gestión de proyectos Agile y que convivan con los gestión m

  • Herramientas Tradicionales vs. Herramientas Agile
  • Gestión del cambio. Roles tradicionales vs Agile
  • Identificación y formación de nuevos roles. Product Owner, Scrum Master, Scrum Team.
  • Historias de Usuario. Cómo, Quién y Cuándo redactarlas.

En este sentido quedó a quedado de manifiesto que una PMO para proyectos Agile debe tener en cuenta las metodologías de desarrollo y lograr alinear la manera tradicional de hacer seguimiento de proyectos con las características de las metodologías agile. En este mismo sentido, se resaltó que la PMO Híbrida, como parte conocedora de las dos realidades que coexisten en la organización, puede actuar como facilitador en las tareas de gestión colaborando en actividades como la gestión presupuestaria, los informes de avance a la dirección, la interacción con el resto de IT, etc.

Enfoque vertebrado en nueve áreas de competencia

  • Organización: el reto más importante es lograr mapear los roles tradicionales con los roles propuestos por las metodologías agile.
  • Planificación: los proyectos, aunque sean agile, deben poder planificarse y se les debe poder hacer seguimiento.
  • Presupuesto: a partir la definición de alto nivel del alcance y la planificación, se pueden realizar ejercicios presupuestarios adaptados a agile.
  • Alcance: las metodologías de desarrollo agile cuentan con diferentes elementos que permiten la definición y la gestión de los cambios de alcance.
  • Riesgos: los riesgos en proyectos agile deben controlarse como en cualquier proyecto.
  • Reporting y Comunicación: tiene que permitir que toda la organización pueda entender cómo está avanzando el proyecto y si es necesaria la toma de decisiones.
  • Gestión de Capacidad: las métricas de agile permiten tener detalle relacionado con la productividad y capacidad de los equipos de desarrollo.
  • Coaching: es necesario dar coaching tanto al personal de IT como a las personas de negocio involucradas en los proyectos.
  • Metodología y Calidad de Gestión: cada organización decide qué metodología de desarrollo está interesado en implantar y adaptarla a sus necesidades.

Fuente: http://bit.ly/2wGZWve